9/11/06

Hablar del tiempo es algo trivial

Un fallo de los blogs es que no permiten publicar posts vacíos. Mi primer post sería un post vacío porque temo que si el primer post no gusta, el blog será un fracaso. Un post vacío es, cuando menos difícil de interpretar, y el segundo ya lo publicaría sin la presión de ser el primero. como la tecnología no me lo permite tendré que hablar de lo más trivial que se me venga a la cabeza.

Hablar del tiempo suele ser algo trivial bastante recurrente en determinadas ocasiones como por ejemplo cuando nos cruzamos en el ascensor con ese vecino del que apenas sabemos nada de su vida. Por eso mismo es muy útil estar al tanto de las noticias y saber qué tiempo va hacer en los próximos días. Es básico porque en el ascensor la conversación dura muy poco y cuenta mucho quién espeta el primer comentario, si estás lento de reflejos para lanzar el "vaya calor" antes que tu vecino y además no estás bien informado, en la microconversación puedes quedar como un auténtico bobo.

Si alguien te suelta rápido, lo más habitual en estos días, que "parece que estamos en verano" y no sigues un poco a Mario Picazzo acabas por contestar un "sí, la verdad es que hace mucho calor". Tu cortés vecino que hacía un comentario trivial por resultar amable seguro que pone mala cara porque en el fondo tu respuesta no aporta nada. Sin embargo si sigues a Picazzo puedes aportar un "va tardar en llover, por lo menos hasta el miércoles" según dicen los del tiempo.

La verdad es que los del tiempo nunca aciertan pero aportan una información crucial en nuestras vidas para no quedar como auténticos asociales en el ascensor. Es importante porque en instantes tan pequeños puedes destrozar tu vida pública en el vecindario y no hay cosa más peligrosa que esa. Un autor dice algo así como que no existe el alma humana y que quien lo dude es que nunca ha asistido a una reunión de la comunidad de vecinos, a Fernando Sánchez Dragó casi le convence. A mi me convenció, no puedo estar más de acuerdo. Y dónde empieza todo, en el ascensor. Así que cuidado.

Pues bien, consejo para el ascensor, a parte de seguir las noticias del tiempo, básico como decía. Rompe con la trivialidad. Ganarte a tus vecinos y vecinas (no sé porqué nos olvidamos del lenguaje paritario) es fácil si aderezamos las conversaciones sobre el tiempo con afirmaciones fundamentadas sacadas de la película documental de moda Una verdad incómoda (An Inconvenient True). Con aire intelectual puedes comentar un breve "ya,-dejas una pausa, suspiras y continuas- nos estamos cargando el planeta" y si luego da pie pues expones todos los argumentos.

Lo que comenta la película sobre huracanes, malaria, glaciares, especies en extinción... lo enlazas con lo más cercano y el éxito está asegurado. Con suerte igual ganas un adepto para la causa ecologista, que no nos vendría mal. Argumentos no te faltarán y ejemplos cercanos tampoco, en Asturias por ejemplo, la térmica de Aboño contamina al año lo mismo que 1 millón y medio de coches (según los datos de Adena), escalofriante.

Ya me comentaréis el cambio. A ver si resulta que hablar del tiempo va a dejar de ser trivial.

NOTA: Por cierto, bienvenidos a este blog con olor a fotocopiadora inspirado en aquellas revistas, la mayoría de fotocopiadora y multicopista, que nunca pasaron del número 0 y que no sé muy bien si sirvieron para entretenerme o para algo más. Empiezo esta aventura por pique porque me anima mucho ver como escriben mis colegas el titiritero Sergio y Mánuel (así pronuncio yo su nombre por mucho que su blog se llame el de Manu :-) ), los leo y siempre tienen algo interesante que aportar.

Planteo este cuaderno como una conversación. Ahora, supongo que estoy conversando conmigo mismo... no me importa porque los grandes perdedores en las películas lo suelen hacer, y esos suelen ser mis grandes héroes. Pero lo bueno de este cuaderno es que permite una parada para la conversación también vuestra en la que me podéis incluso poner pingando y que a mi, en mi egoísmo, es la que más me interesa escuchar. Animaros a postear.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

"El arquitrabe", "El gato negro"... sí, recuerdo aquellos fanzines a fotocopia (el gato llegó al número 3, yo diría, aunque se quedó un artículo mío durmiendo el sueño de los justos para un hipotético cuarto número, recuerdo).
También otras experiencias tuyas en la blogosfera han sido aparcadas en, casi, un número cero... pero aquí soy parte culpable (y mucho).
Un orgullo inaugurar tu blog, lo hago por corresponder los comentarios a mi vídeo en youtube...
Ah, respecto al post, he de decir que a mí siempre me encantó Al Gore, habrá que ver el documental.
Saludos!
David

Tu cuñao dijo...

En cuanto a hablar con desconocidos mientras esperas el bus, eso ocurre en ciudades como Oviedo.
En Madrid nadie habla con nadie. Viajar en el metro a las 7 de la mañana es lo más impersonal del mundo. La gente solo se mira... Y a las 6 de la tarde es mucho peor, porque además de mirar, la gente "huele"...
... MAL!

Me voy a por el Coca-Colo, que se me enfría el bokata ;-)

Anónimo dijo...

Un blog IMPRESCINDIBLE. El blog generalista y personal de factoria7gritos. Una vez que ya tenían blog Darkglam y Manu, uno de los que más estaba echando de menos era el suyo, caballero. Ahora sólo falta conseguir que Darkglam escriba con más frecuencia y, sobre todo, convencer al gran Viyu para que extraiga algún ratito de sus muchas obligaciones en el monstruo (digoooo, en Madrid) para crear el suyo.

En que alguna otra estimadísima conversadora cree el suyo estoy en estos momentos trabajando activamente, de modo que no la citaré. Como dijo Romano Prodi siendo presidente de la Comisión Europea, ciertas gestiones diplomáticas comprenderán ustedes que hay que realizarlas con la conveniente reserva para que tengan éxito. Permanezcan, en todo caso, atentos a la lista de Enlaces de mi Titiritero de palabras

Bientornado a la blogosfera, factoria7gritos. Es sabido que uso diariamente la parada del 2, ahora tendré un motivo más. Tengan ustedes un buen día, todos y todas, y no se olviden de ser felices ( ¡¡¡ Hoy !!! - carpe diem ). Sergio

Anónimo dijo...

Hablar consigo mismo es la mejor forma de escuchar al mundo. Hablar consigo mismo ayuda a poder sentir los latidos de tu propio corazón, algo insólito hoy día, que mucha gente apenas hace un par de veces al año. Hablar consigo mismo ayuda a recordar quie fuiste y quien esperaste ser, a vecer te convierte en tu ex-yo o en tu ex-querría ser y, entonces, hablar consigo mismo, es un conjuro eficaz para encontrar la huella en la arena.

Anónimo dijo...

Hola, me publica como anónimo, pero el comentario que empieza con: "Hablar consigo mismo es la mejor forma de escuchar al mundo...", lo he escrito yo.

Anónimo
(en realidad Raúl)

factoria7gritos dijo...

Gracias por vuestros comentarios, también los que me han llegado de palabra.

A David decirle que siento que un artículo suyo haya quedado en el limbo por mi culpa :-) Aquí tiene una página dónde podrá expresarse y así yo enmiendo mi error.

Al cuñao que no coma tanto.

A Sergio que sigo leyendo su blog, que es de lejos más interesante que este.

A Raúl que le agradezco su preciosa reflexión.

Al resto, los que me comentáis temas de palabra, que os animéis también a escribir. Que no se os coma la tecla el gato.