28/11/06

No soy optimista de la voluntad

Quería comentar una noticia de las de actualidad, entro en Google News y la actualidad me aburre. No me interesa nada. Nada. Pero bajo un poco más y veo una noticia destacada ofrecida por tres medios conservadores dónde los haya (ABC, La razón y La Nueva España) para resaltar otro aspecto negativo de la comunidad inmigrante. Me recuerda a esa canción de Astrud en el que hablaban de un hombre en España que lo hacía todo, alguien sin duda debe escribir los titulares de todos estos periódicos.

Vayamos al grano, la noticia (un tercio de los abortos es de inmigrantes) es muy triste, lo que unido a los muertos naufragados de un cayuco según pone en la sección de destacado, me hace pensar en todo este tema de la inmigración y del hambre.

Vivimos al margen, en un mundo razonablemente feliz, pero todos los días mueren personas de hambre y estamos al margen. Tenemos el desayuno resuelto y seguimos preocupándonos por nosotros, no por los que no lo tienen. Escribo en mi viejo ordenador que pienso que cuando lo compré costó seguramente el dinero con el comería mucha gente. No me consuela ni siquiera utilizarlo para escribir sobre esto. No me importa por qué razón macroeconómica no se desarrolla Africa, no me importa que estemos mejor que hace unos años... no se puede decir que somos humanos en un mundo así, dejando pasar cada día como si nada.

Si hubiera voluntad, y no hablo de política, no asistiríamos a esta tragedia. ¿Por qué no nos ponemos todas las personas, que vivimos en el mundo desarrollado, en huelga de hambre? Hay huelgas de hambre por todo tipo de causas personales, colectivas, religiosas, políticas territoriales y ninguna por el hambre. No hay hambre para acabar con el hambre. No creo que tardásemos más de un día en conseguir acabar con las necesidades del planeta. Pero no quiero mentirme, no soy optimista de la voluntad. Sólo espero que algo o alguien me hagan cambiar de opinión.

8 comentarios:

Sergio dijo...

La verdad es que no sé qué decir, no sé qué escribir, ante un tema como este. Quizás lo único que quepa citar es esa canción de Amaral "Cómo hablar". No por amor, como en la canción de Eva y Juan, sino por pena, por rabia, por....

Simplemente es indecible. Nos manifestamos porque no hay vivienda accesible, porque se quieren llevar nuestro centro de estudios a 15 kilómetros de nuestra ciudad. Y todos y cada uno de los días que pasan, 30.000 personas mueren de hambre sin que movamos un dedo. Naciones Unidas plantea los Objetivos del Milenio, que deberían hacernos gritar de indignación por lo modesto de sus pretensiones ante una tragedia tan inmensa y desgarradora; se plantean mirando a horizontes temporales del orden de 2015, y los propios organismos de las NN.UU. ya admiten, más o menos abiertamente, que ni siquiera vamos camino de lograr esos limitadísimos objetivos ( ya no se plantea erradicar el hambre, se plantea reducir a la mitad el número de personas que pasan hambre, lo que nos dejaría aún en todo caso en cifras de cientos de millones de personas).

Es urgente una acción decidida a todos los niveles: gobiernos, ONGs, filántropos ( da igual que sus motivaciones sean morales o bastardas, nunca mejor dicho, quizás, "lo que no mata, engorda"), y, quizás sobre todo, ciudadanos y ciudadanas individuales.

¡ Hambre cero, ya !

factoria7gritos dijo...

Os invito a visitar la página de emergencias de Intermón. Hay varias formas de colaborar. Hoy publica algún periódico la tragedia Darfur.

Sergio dijo...

Por cierto, señor D. factoria7gritos... ¿ y esa velada alusión a Gramsci ? :-)

factoria7gritos dijo...

Hola, esa alusión no es mía sino de una de las mentes más lúcidas de este país que no cito por no caer en el partidismo pero me parece muy apropiada para definir estos tiempos que vivimos que son muy diferentes a los de Gramsci. El vivió un optimismo de la voluntad pero un pesimismo de la inteligencia (frente al pesimismo de la inteligencia, el optimismo de la voluntad). Nosotros vivimos lo contrario. ¿Hay alguien que no entere de lo que pasa en este mundo y que no sepa como se puede solucionar? Sin embargo no hay voluntad. Para mi esa es la mayor frustración, cómo hacer que sí la haya, cómo recuperar el optimismo. Cómo hablar, como tu dices.

factoria7gritos dijo...

Yo también parezco tonto, al zar lo que es del zar. La opinión que comparto la recojo de una entrevista de Felipe González.

Sergio dijo...

Y yo que pensé que la habías recogido de Jonás ;-)

Por cierto, Jonás, ¿ estás ahí ? Da un silbido si me lees ^___^

Jonás Fernández dijo...

Aquí estamos Sergio.
Intentando leeros a ambos aunque un poco ahogao con el trabajo.
Sobre el nuevo post de Chus hay muy poco que decir. Simplemente pone en evidencia nuestras vergüenzas.
Por cierto, hace unas semanas el gobierno chino reunió a varios presidentes áfricanos para estrechar lazos comerciales y políticos. Este dato pasó muy por encima en la prensa europea es un dato más del giro que está dando el mundo desde el Atlántico al Pacífico.
En este tesitura Blair lanzo su Plan África hace algo menos de un año basado esencialmente en reducir deuda y apoyar la educación. Ciertamente, no sé como está evolucionando este programa lo que sí quedó patente es la falta de voluntad de casi todo el resto del mundo occidental (recibimos a Obiang, financiamos a funcionarios corruptos para evitar la emigración en cayucos,etc.... ¿os suena?).
Probablemente el fuerte desarrollo chino ayudé a África más que toda nuestra ayuda al desarrollo.
Y el problema fundamental son los valores que vuelan hacia África desde Pekin.
Sin duda, no los del "mundo libre".
(Menudo rollo que acabo de soltar sin mucho orden)
Un abrazo,
J.

factoria7gritos dijo...

Importante el tema de China, es cierto la prensa apenas le presta atención. Y preocupantes las consecuencias en cuanto a libertades.

Hace poco un escritor decía que Africa no era interesante porque representaba la estabilidad de lo miserable, el escritor hablaba de interesante desde el punto de vista de lo cambiante, de la historia que se escribe día a día y para él Africa -que conocía muy bien- no era interesante en esos términos porque ya no pasaba nada, nunca pasaba nada. O siempre pasa lo mismo.

Que Africa esté en el debate, que se vuelva interesante quizás sea lo que más vidas pueda salvar. Que se vuelva interesante en "el mundo libre" además de salvar vidas quizás exporte derechos humanos. Jonás, deberías publicar algo sobre el tema.

Otro día hablamos de China cuyos líderes me atemorizan, lo último que he escuchado es que siguen siendo comunistas pero que adoptan el capitalismo como un mal necesario hacia el verdadero comunismo. No sé que me da más miedo que lo digan sin creérselo o que lo digan creyéndoselo.