17/1/08

Siempre hay quien se resite a los cambios

En plena campaña ciudadana para poner los nombres de las calles de Oviedo, esto es lo que opina la Hermandad de defensores de Oviedo (¿estos son los del cerco, no?).
Sobre la plaza de la Liberación y la calle Teniente Coronel Teijeiro, el presidente de la Hermandad de Defensores expone que «se las dedicó Oviedo a los que con arrojo y valentía, el día 17 de octubre de 1936, con las Columnas Gallegas, liberaron a Oviedo del asedio del Frente Popular, salvando a sus habitantes de una muerte segura».

También se extiende Fermín Alonso Sádaba sobre las calles dedicadas a Alféreces y Sargentos Provisionales, «a los que en aquel entonces se conocía como "cadáveres efectivos", universitarios que, en su juventud, dieron la vida por una España mejor», y las que llevan el nombre de distintos gobernadores civiles y alcaldes de la ciudad, «que se les concedió por las muchas y buenas obras que ejecutaron durante sus mandatos».

El monumento a Francisco Franco que se levantó en la plaza de España por suscripción popular rememora, según relata Alonso Sádaba, «que en el año 1934 se le otorgó el título de hijo adoptivo, que a los 33 años era el general más joven del mundo y la espada más limpia de Europa, que convirtió a la ciudad en una ciudad moderna y agradable -cuando había quedado completamente destruida y en ruinas- y por habernos librado de la Segunda Guerra Mundial». Y también, añade el presidente de la Hermandad de Defensores, «por sus obras: la Seguridad Social, las pagas extraordinarias, becas para estudiantes, estabilidad en el trabajo, 515 pantanos, carreteras, millones de viviendas protegidas, formación profesional, universidades laborales, la ONCE, Radio Nacional de España, la agencia "Efe", Televisión Española, Renfe, Iberia... y para qué seguir».

Vía: La Nueva España
Lo dicho, siempre hay quien se resiste a los cambios... quizás no sólo a los cambios de los nombres de las calles.

4 comentarios:

Lordo dijo...

"A los 33 años era el general más joven del mundo y la espada más limpia de Europa". Sólo le hicieron falta tres años más (y 40 de prórroga) para teñir bien su espada de sangre. Hasta el final.

Vaya banda.

factoria7gritos dijo...

Sí, la verdad es que duró poco :-(

Manderly dijo...

¿Y ahora qué?

Hoy leí en La Nueva España:


La Hermandad de Defensores de Oviedo ha acordado, en su última asamblea general ordinaria, solicitar al Ayuntamiento de Oviedo que disuelva la comisión que ha creado para la modificación del callejero de Oviedo, acorde a la ley de Memoria Histórica. El colectivo aboga por «dejar el callejero como está, así como los monumentos».


¿Y? ¿Entonces ya no tendremos cambios en las calles??
Bueno dice 'solicitar'. A ver en qué queda todo.

factoria7gritos dijo...

Lo cierto es que la comisión corre riesgo de disolverse pero más bien por discrepancias entre sus miembros. La portavoz ya ha dimitido. Se cree que no se ponen de acuerdo en que nombres de calles quitar.

Pero los nombres, sin comisión o con ella, se quitarán porque lo exige la ley.

¿Qué propuestas sustituirán a los actuales? seguro que alguna de las que llegó al blog. Por ejemplo ya hay Plaza Ángel González, acelerado el tema por circunstancias obvias, y parece que va a haber calle Real Oviedo, otro nombre que se propuso por aquí y que protagonizó una campaña propia para secundar esa propuesta por parte de peñas futboleras. Otras propuestas seguro que caerán.