2/2/08

Ángel se fija, con cuatro ojos

Acabo de terminar el libro Ángel se fija, con cuatro ojos de Mauro Entrialgo, editorial Astiberri.

Casi al borde de ser comprador compulsivo, disfruto mucho con los cómics. Mauro Entrialgo es quizás de los pocos autores que leo de humor, aún así está entre mis preferidos en una lista variopinta en la que se cruzan Alan Moore (sin superheroes de por medio), Art Spielgman, Guy Delisle, Díaz Canales y Guarnido, Joe Sacco...

De todos ellos Entrialgo es al único al que tuve la oportunidad de conocer en persona, fue en Oviedo en una fiesta aniversario de El Movie, que por circunstancias se celebraba en otro local más amplio. Me pareció un buen tipo y es agradable encontrar buena gente en ese tipo de noches que acaban intentando recordar el camino a casa.

Lo último que cayó en mis manos es Ángel se fija, con cuatro ojos, un personaje con el que identificarse:
Ángel ha escrito un libro investigando el folklore urbano, de escasa acogida por parte del público (unos 12 ejemplares vendidos), un manual de autoayuda firmado con un nombre inglés, que fue un éxito en unas navidades y un libro negro sobre la autobiografía de un personaje del mundo del corazón. Sobrevive también elaborando textos para embalajes de juguetes, entre otras actividades de escritor.

Vía: Wikipedia
Pero ante todo quizás representa a la voz más cronista de todos los personajes de Entrialgo, empeñado en el retrato de toda una generación.

Ángel se fija nunca falta a su cita semanal con la revista El Jueves. No suelo leer el jueves, salvo cuando lo secuestran, pero sin embargo disfruto a diario con los blogs de Mauro Entrialgo: "Plétora de piñatas" y el recientemente terminado "Interneteo y aparatuquis".

Así que además de recomendar leer este volumen y otros como Hablando en plata: El demonio rojo 2, recomiendo en general todo lo que lleve la firma de Mauro e incluso sus otras actividades: teatro, cine, música...

5 comentarios:

Sergio dijo...

Grande, Mauro Entrialgo. Yo comenzaba todos los viernes El País de las Tentaciones por la página que le dedicaban a "Alter rollo". Recuerdo dos que me hicieron reir especialmente.

En una, un chaval le explicaba a Alter, que estaba tratando de tomar medidas sobre un original para dar indicaciones precisas sobre cómo reprografiarlo, que era inútil: que hay dos tipos absolutamente en blanco y negro, sin grises entre ellos, de empleados de negocios de fotocopias: uno de ellos no tiene ni p**a idea, y por más que les dés unas instrucciones exactísimas y exquisitamente precisas sobre qué tienen que hacer, lo van a hacer mal. La otra categoría domina su tarea a la perfección y no hace falta ni que te molestes en abrir la boca para explicar lo que quieres, porque lo van a hacer perfecto sin necesidad de indicaciones.

La cantidad de experiencias que contrastan empíricamente esa tira que he vivido en mi vida te colapsarían el blog :-)

En la otra tira que me marcó, Alter explica a un cliente de su establecimiento por qué en las puertas de los servicios tiene dos sobrios rótulos que ponen "Caballeros" y "Señoras". Alter explica muy claramente que es cierto que le resulta un poco extraño calificar de tal manera a la fauna que para por su bar, pero que todas las alternativas posibles, con cualquier elemento de originalidad o de estilo, para lo único que servían era para confundir a los usuarios, de modo que había decidido volver al estilo clásico y comprobado como eficaz :-)

JSCangues dijo...

No sé si menosprecias a NIrvana o que te gusta nuestro blog... xD

factoria7gritos dijo...

Qué oscuros intereses acabaron con Alter Rollo en El País de las Tentaciones?¿ Creo que fue una viñeta partidaria de la legalización de la marihuana o eso dice la leyenda urbana.

:-) Digamos que me gusta más el blog.

siria dijo...

Me encanta Mauro Entrialgo, lo veo todas las semanas en el Jueves y me encanta, aunque ya va dejando de tener tanta gracia. saludos

factoria7gritos dijo...

Es la primera vez que me escribe un país. Gracias :-)