11/2/08

No es país para viejos (No country for old men)

La última película que vi fue No es país para viejos (No country for old men) de Joel y Ethan Coen. (Contiene <spoiler>).

Sinopsis:
La historia empieza cuando Llewelyn Moss (Josh Brolin) encuentra una camioneta rodeada por varios hombres muertos. En la parte trasera hay un cargamento de heroína y dos millones de dólares. Cuando Moss coge el dinero, provoca una reacción en cadena de violencia, que la ley, representada por el desilusionado sheriff Bell (Tommy Lee Jones), no consigue detener. Mientras Moss intenta huir de sus perseguidores, especialmente del misterioso cerebro de la operación (Javier Bardem) que se juega las vidas de otros a cara o cruz, la película pone al descubierto la delincuencia en Estados Unidos y amplía su significado hasta incluir temas tan antiguos como la Biblia y tan contemporáneos y sangrientos como los titulares de esta mañana. Vía: El Séptimo arte
Como me dormí viendo el Gran Lebowsky y apenas recuerdo Fargo, que creo que sí me gustó, sólo puedo comparar No es país para viejos con Ladykillers (película que me entretuvo más y eso que tampoco era gran cosa). Y no, no recomiendo esta nueva película de los hermanos Coen.

Bardem muy bien, pero basta ya de chauvinismo que no es el único que lo hace bien y tampoco es para tanto porque los papeles de psicópatas no creo que sean muy complicados en comparación por ejemplo con llenar de matices y gestos sutiles una interpretación por ejemplo de cine romántico o incluso una comedia.

La historia promete mucho al principio, demasiado, pero el final se resuelve muy mal y la coartada de la historia, decirnos que las cosas cambian no merecía tanta parafernalia. La película es un tanto rara de seguir, aunque tampoco muy complicada. Si te pierdes es, más que por la complicación por aburrimiento o por fallos a la hora de contar (que encima no son, más bien fallidas innovaciones).

A mi me sucedió que desconecté en la última escena, así que igual tendría una opinión diferente de la película, pero me da la sensación de que no era nada importante. Nada que no se aclare en una tertulia posterior a no ser que de entre tus acompañantes uno no sepa quien se quedó el dinero y otro haya confundido la muerte del protagonista con bigote con la de su anciana suegra. Así que para películas de este género de persecución perro-gato recomiendo Camino a la perdición de Sam Mendes, si no lo digo reviento.

5 comentarios:

David R. dijo...

Pues a mí me gustan los Coen ("Fargo" muchísimo). Pero bueno, esta no la he visto. Eso sí, aprovecho para apoyar la consideración que haces sobre Bardem. Ha tenido grandes papeles, en los que ha estado de lujo, pero parece que en algunas pifias se le sobreestima, y no puedo por menos que recordar "Mar adentro": la peli en sí era un bodrio de cojones, pero que a un tío se le ponga como se le puso en España en la quiniela de los oscars por tirarse en una cama, torcer la boca y poner acento gallego me indignó en su día y me sigue indignando. Bueno, patriotismo mal entendido... Para el actor de reparto de este año, me quedo con la siempre acertada visión del gran Gasset, que puso por las nubes a Casey Affleck cuando comentaron el estreno de "El asesinato de Jesse James" , por la que ha sido desgnado candidato frente a javierín. Y no la he visto, pero si lo dice Gasset, va a misa (excepto cuando raja de Tarantino y Robert Rodriguez)

factoria7gritos dijo...

:-) Gasset es único y genial... me gustaría conocer su crítica, seguro que ya la dio, sobre esta película.

Manderly dijo...

Pues a mi los Coen o me gustan o no me gustan pero no me dejan indiferente. Sí que me gustan sus histoias pero no así la forma en que las cuentan, a veces.

Esta vez sí que me gustó, aunque quizás no para tanto bombazo. Bombazo que queizás sólo oigamos aquí por culpa de Bardem. Aunque no em gusta mucho, creo que Bardem está muy bien en contenido papel de asesino, aunque ya hizo alguna que otra película aquí en la que también estuvo bien.

El caso es que en USA, todo es a lo grande. Bardem es la novedad de este año, igual que lo fue Pe (casi más por sus relaciones personales que por su trabajo) y como anteriormente fue Banderas. En este mundullo pienso que deben vivir y disfrutar del momento porque allí me parece que es bastante pasajero.

Veremos lo que pasa con el Oscar.

saludos.

factoria7gritos dijo...

Bueno, al final fue para Bardem. Estoy de acuerdo, Manderlay, el "momento" es más efímero en USA o eso parece al Este del Misisipi (que es donde vivimos :-)). Espero que lo aproveche muy bien, porque lo merece.

Angel Arias dijo...

Estoy sustancialmente de acuerdo con tu comentario. La película de los hermanos Coen es más bien flojita, y se entiende mal. En mi opinión, desmerece de la novela original, de uno de mis escritores preferidos, Cormac McCarthy. Bardem es el protagonista de la película, no un actor secundario, pero su interpretación no es para lanzar cohetes, porque el personaje no da para mucho. Nada que ver, por ejemplo, con su reeencarnación de Sampedro en Mar adentro. En fin, que hay que confirmar que en la concesión de los Oscar intervienen muchos otros factores ajenos al mérito, y cabe preguntarse también porqué una película del montón ha venido cosechando tantos galardones.