8/6/10

Salvemos el corazón de Oviedo

Salvemos el corazón de OviedoEl pasado viernes tuve la oportunidad de compartir mesa con Sariego y Eloy en la presentación de la campaña en red para impedir el expolio y la agresión al Campo San Francisco. Un privilegio, porque ambos representan y lideran la incombustible lucha vecinal en lugares como Pumarín o La Corredoria, con mucho éxito a lo largo de los últimos años. A veces, los referentes importantes están más cerca de lo que pensamos.

Al frente del no a la última locura del alcalde, Sariego y Eloy comentan que el movimiento ya suma más de 4000 firmas y más de 40 asociaciones (entre asociaciones de vecinos, otro tipo de asociaciones y partidos políticos) y que no es la primera vez que Gabino se desdice. Y constatan una cuestión clave, y cierta, la gente manifiesta su acuerdo de forma masiva e incluso al firmar se escucha ese "yo voté al PP pero...".

La campaña, "Salvemos el corazón de Oviedo", tiene actividad en la red. Mi papel era explicarla. Hay una web desde la que se puede firmar online, descargar materiales o las propias hojas de firmas, coordinar actividades y colaborar de varias maneras. Pero una campaña en red no es una web, es aprovechar internet para ejercer ese activismo que sale tan bien en la calle.

La red nos aporta otras cosas, complementa la calle, lo sabemos por otros casos de éxito algunos cercanos (nombre de las calles, despido de bibliotecarias -estos dos tan cercanos como que sucedieron en Oviedo- o bombas de racimo). Sabemos que si el objetivo es concreto y se siguen unos pasos, las cosas que no nos gustan se pueden parar o que, en el peor de los casos, las campañas en red consiguen mancar bastante.

Poco a poco desarrollaremos esta campaña, a la par que la actividad que el movimiento que lidera a pie de calle el rechazo ciudadano crece. De momento, el apartado importante a seguir es ese de colaborar, colaborar con toda la intensidad posible para parar esta locura.

Post relacionado: El arbolado urbano de Oviedo, paseos por la ciudad (de Miguel Angel Poblete y Sergio Tomé)

No hay comentarios: