16/3/09

Turismo de congresos a la carrera

Media maratón de Trubia Apuesto a que el fin de semana que viene no hay ni una sola plaza hotelera en León y a que en Lisboa también habrá muy pocas. Es por el turismo de congresos, o más bien por algo parecido. Ese "algo parecido" es la clave: en ambas ciudades se celebran dos pruebas deportivas muy populares, se trata de dos medias maratones y para el caso el impacto es el de eventos de turismo de congresos.

La de Lisboa es una de las más populares del mundo, el año pasado participamos casi cuarenta mil personas (divididas en dos grupos: la minimaratón de 7 km y la prueba larga de 21 km y casi 100 metros). Es una prueba preciosa porque cruza el puente del 25 de abril, te mete por el casco antiguo y termina en el Monasterio de los Jerónimos. Además suele contar con Haile Gebrselassie (correr es una actividad curiosa porque es la única que te permite participar en las mismas pruebas que la élite).

En León esta será la primera media maratón (y también una mini más familiar: salud y deporte) que organizan, ya tiene 1200 personas apuntadas y han cerrado la inscripción antes de tiempo (algunos despistados nos hemos quedado fuera debido a la gran acogida y a algún problema organizativo propio de quienes plantean algo por primera vez). La ciudad ha entendido bien el "algo parecido" con descuentos en los alojamientos y con el boca a boca a través de internet.

Pero a escala mucho más pequeña la cosa también funciona. Hasta que me entró el gusanillo por correrla, colaboré en la organización de la media maratón de la Senda del Oso, una de las más bellas que existen. Los datos, a escala, son parecidos: ni una cama libre y restaurantes llenos.

Esto, que son capaces de entender ciudades y poblaciones de lo más diversas, no son capaces de aplicarlo ciudades ancladas y obsesionadas en si mismas y sus propios modelos caducos como -por desgracia- Oviedo. Sí, son palabras duras, pero el turismo de congresos ahora es algo más que programar el Calatrava.

Se entiende que la gente que no es capaz de organizar una San Silvestre al derechas o quien margina a los corredores populares, este año prescinda de su media maratón. Que pregunten en Teverga o a la Agrupación Cultural que el domingo organizaba en Trubia la séptima media maratón (por fin bajé de la hora y media :-)) cómo se hacen estas cosas. A base de voluntariado, en Trubia, ya son la media maratón referencia de Oviedo: no hay otra. La imaginación y el amor al deporte pueden más que una clase dirigente sin vocación y desorientada. No les gusta el deporte -ninguno- pero deberían, por mero interés económico, saber que el Turismo de Congresos (o incluso las políticas de salud) tiene una interpretación más amplia.

* Las fotos las cojo de Ángel de Tendón de Aquiles

2 comentarios:

Radio de Cristal dijo...

Muchas gracias!!!

Un saludo

factoria7gritos dijo...

de nada :-)