15/11/07

De nuevo el valor de una simple firma

Otra vez, Amnistía Internacional nos recuerda el poder de una firma:
En Burundi, las mujeres, sólo por el hecho de ser mujeres, están desprotegidas. Tanto en la guerra como la paz, las mujeres sufren de forma generalizada diferentes formas de violencia sexual, entre ellas, la violación.

Mujeres y niñas han sido y son violadas por parte de militares, funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley, personas de la comunidad e incluso por familiares. La impunidad de la que disfrutan las fuerzas gubernamentales y grupos armados desalienta a las mujeres y niñas a la hora de denunciar ante las autoridades.

Firma siguiendo este enlace.

Posts relacionados:

2 comentarios:

MujerJovenALaDeriva dijo...

Me ha encantado que hayas puesto este post, efectivamente no solo sufren en las guerras sino en la "paz" agresiones. Son botines de guerra y se las utiliza (como paso en la Antigua Yugoslavia) para "aniquilar" al enemigo..buscan que se queden embarazadas despues de violaciones multiples del ejercito opositor para "esquilmar la raza inferior" y minar el animo del enemigo....
Como decia Gandhi, "Solo hay una cosa peor en el mundo que ser pobre, ser mujer y pobre"

factoria7gritos dijo...

Arantza, gracias por recalcar la necesidad de sumarse a esta campaña.