14/11/06

Intensidad y pasión para ganar unas elecciones

Unos días antes de las elecciones norteamericanas en las que los demócratas derrotaron a la maquinaria republicana, la periodista Robin Toner del New York Times publicaba un reportaje en el que a mi juicio están las claves de esa victoria. En realidad era un reportaje a pie de calle muy bien escrito sobre las distintas estrategias que militantes republicanos y demócratas seguían: que si un jubilado abriendo un blog, que si cientos de jóvenes tirando de teléfono,... pero el reportaje dejaba entrever mucho más. Hablaba en el título del reportaje de intensidad demócrata (Democrats Have Intensity, but G.O.P. Has Its Machine) y luego en el texto relataba la pasión con la que las bases demócratas estaban desarrollando la campaña. Los dos conceptos son claves, marcan al diferencia. ¿Por qué?


El análisis tradicional es que gana quien tiene una buena candidatura, un buen programa y hace una buena campaña. Es de libro. Los analistas suelen argumentar pasada la cita electoral que fue decisivo el carisma del candidato o candidata, el programa electoral repleto de propuestas atractivas e innovadoras, el éxito de determinada publicidad de campaña o el haber lanzado en la misma algunos mensajes acertados en el momento justo. A la vez se recalcan los fracasos de la candidatura perdedora en esos aspectos. Todo eso es cierto pero ahí entran en juego poco más que la candidatura, las herramientas de las que disponga el partido que compite y un equipo de gente muy reducido que seguro que es muy competente. Imaginemos que los principales partidos disponen de eso, no en vano por algo están ahí, y que no meten la pata en cuestiones fundamentales durante su andadura hasta el día de las elecciones. Entonces está claro que gana el que marca la diferencia.

Hay dos formas de marcarla, a base de maquinaria es una. La maquinaria es el dinero, los recursos y el tener una serie de votantes que nunca fallan a la hora de presentarse en las urnas. La otra forma de marcarla es enfrentarse a esa maquinaria desde la intensidad del trabajo duro diario y la pasión por unos ideales. La maquinaria se asocia a la estrategia de los partidos conservadores, como hace Robin Toner en su artículo, y la intensidad y la pasión son las palabras que ella escoge para asociarlas a la opción progresista.

Lo más divertido de todo este asunto es que la intensidad y la pasión la pueden imprimir los afiliados de base e incluso cualquier ciudadano agrupado o no. Las herramientas son varias, a los demócratas no les faltó imaginación ni voluntad, Kelly es un economista jubilado de 89 que no perdió el tiempo para abrir un blog y reunirse todas las semanas con otros compañeros. Hay mil ejemplos, la cuestión es aplicarlos.

Por viajar de lo global a lo local, el otro día el autor del blog El Oviedo de Manu, me preguntaba cómo veía la campaña hacia la alcaldía de la candidata socialista al Ayuntamiento de Oviedo, Paloma Sainz . Creo que últimamente se lo pregunta a toda persona que ve :-) El caso es que le contesté un bien muy seco, pero pienso que era un bien optimista.

No tengo una bola de cristal, no sé lo que pasará en las elecciones del año que viene pero creo que Oviedo cambiará de aires. No es una empresa fácil porque el político que está enfrente, Gabino de Lorenzo, atesora mucho respaldo electoral previo y es extraordinariamente popular, tiene además una gran maquinaria. Pero si la candidatura y el partido de Paloma hacen bien sus deberes en los ámbitos que les corresponden (ya los mencionamos), la fórmula definitiva para tumbar al actual alcalde es añadir a su estrategia intensidad y la pasión. Por eso mi respuesta es optimista.

NOTA: El artículo de Robin Toner, Democrats Have Intensity, but G.O.P. Has Its Machine, se publicó también en la edición española del New York Times que aparece los jueves en El País. Pero ni la versión española ni la inglesa están disponibles on-line de manera gratuita. No obstante hay un par de textos en internet que recogen parte del contenido en español y en inglés.

5 comentarios:

Sergio dijo...

Yo no soy especialista en estrategia electoral. No sé una palabra de sociología; nunca se me ha dado bien entender a las personas.

Sin embargo, en varios bagajes como comercial descubrí algunas trivialidades que corren el riesgo de pasar inadvertidas. En primer lugar, descubrí que si trabajas el doble, obtienes, grosso modo, el doble de resultados positivos. Es cierto que la desorganización puede hacer que un trabajo sea menos eficiente de lo que podría ser. Que incluso se puede conseguir, si se es demasiado torpe, lo contrario de lo que se pretende. Pero si tienes un "producto" (con perdón por las obvias connotaciones negativas que puede tener la palabra hablando de candidatas a construir un Oviedo mejor y no de detergentes ) de calidad ( y Paloma Sainz es una candidata que tiene mucho que ofrecer a muchos miles de ciudadanos y ciudadanas de Oviedo, muchas cosas que l@s ovetenses necesitan y desean ), llamar a mil puertas para hacer que lo conozcan, a tasa supuesta constante de aceptación de lo que presentas, supone obtener el doble de apoyos que llamar a 500.

Naturalmente, eso requiere, como condición sine qua non, ser honesto, e informar verídicamente de las cualidades de lo que tienes. Y Paloma es honesta y sincera.

Descubrí, pues, que si eres honesto, sincero, y das a la gente lo que la gente quiere y necesita, sólo se necesitan tres cosas: trabajo, trabajo y trabajo.

Gabino de Lorenzo y el Partido Popular tienen muchos medios, tienen mucho dinero, pero las gentes que queremos construir una ciudad para todos y para todas, que queremos desarrollar las políticas sociales que la derecha nunca querrá desarrollar, que queremos una ciudad con alma pensada para los humanos y no para el deleite de los accionistas de las grandes constructoras tenemos el entusiasmo que Alicia Koplowitz nunca paseará por las calles de Oviedo. Y nos vamos a dejar la piel en ellas.

Cuñao dijo...

A propósito de la candidata socialista a la alcaldía de mi ciudad natal, decir que en mi ciudad postiza, el candidato socialista es otro completo desconocido. Incluso se ha llegado a decir que no pertenece al partido, cosa que no me explico. Miguel Sebastián se llama y Madrid es su reto.

Supongo que muchos de vosotros lo sabéis, pero la conexión con el artículo de hoy es total: el candidato dice en una entrevista en el Diarion ADN que va a ganar la alcaldía al Gallar, y que está convencido de ello, sino, no se presentaría.

Esta afirmación parece el típico tópico electoralista, pero ¿alguna vez ha dicho Llamazares (por ejemplo) que se presenta a las elecciones porque está convencido de ganarlas? Cuando oí el nombre de este señor, pensé que dónde iba. Ahora tengo algo de esperanza (y no me refiero a la amiga de Pablo Carbonel). En fin, esperemos a ver cómo se mueve la maquinaria del PSOE por estas latitudes...

Jonás Fernández dijo...

Muy buenas,
Lo primero pasa por felicitar y animar a Chus para conservar y seguir trabajando en este blog.
Lo segundo por comentar muy brevemente que podemos esperar los "madrileños adopción" de Miguel Sebastián.
Ciertamente el primer handicap del candidato socialista a la Alcaldía de Madrid pasa por se un casi completo desconocido para la mayoría de los votantes. Algunos incluso ven en él al tipico economista frío y académico, consejero y profesor. Si bien Miguel es todo eso (consejero, profesor, buen economista y académico) en absoluto es "frío".
Sebastián ha ocupado gran parte de su tiempo en diriguir equipos humanos: en el BBVA, en Intemoney, en Economistas 2004 o el Oficina Económica del Presidente. Y siempre lo ha hecho con una elevada capaicidad de liderazzgo, convicción y confianza en uno mismo y en su equipo. Es, por tanto, más un líder que un investigador solitario.
Es cierto que hasta ahora siempre ha diriguido grupos de economistas pero la madera de líder se la lleva uno consigo a todos los sitios.
En su trabajo en el Gobierno ha puesto en pie una Oficina de la nasa que está ayudando y aún lo hará más a centrar los debates de política económico en su justo punto.

El próximo domingo Sebastian se presenta oficialmente en un acto con la colaboración del Presidente.
El Ayuntamiento es un reto complicado, pero si el PSOE logra que los madrileños conozcan al candidato no tengais duda de que la lucha será encarnizada.

En fin, Miguel Sebastián nos dará mucho que hablar y disfrutaremos de una campaña de muy alto nivel.
Seguro.

Un abrazo a todos.
Chus, a seguir con esto.

Jonás
www.jonasfernandez.blogspot.com

Angel Arias dijo...

Tiene buen aspecto este cuaderno, que, por lo que leo, empieza apenas su andadura. Animo

factoria7gritos dijo...

Al cuñao y a Sergio, gracias por su fidelidad al blog y por sus comentarios que además introducen nuevos debates y muestran compromisos (intensos y pasionales). Y a los que se suma por ejemplo Jonás de quien esperaba como agua de mayo un comentario y como siempre no defrauda. Le agradezco también que me anime por email a enviar un nuevo post.

El cuñao el otro día garantizaba el éxito del blog si copiaba el estilo de Amanda Wenk, pero lo veo difícil. Tampoco creo que pueda copiar el de Frida, del que Sergio es lector asiduo :-)

El comentario de Ángel Arias viene por uno que yo dejé en su blog, blog que para mi ya es imprescindible y al que por cierto llegué desde otro blog (el de Mari Luz Naredo). El blogroll funciona. En su blog cuenta una anécdota de Pinón en al respuesta a un saludo que le enviaba.

La cito aquí:
-Ay, Pinón del alma, que perru me mataste.....Pero ¿por qué no´i pegaste con el mangu.....?
-Home...¿por qué non me mordió él con el rabu...?